Este es un grupo de siete overoles del mismo tamaño y forma, pero cada uno con un patrón impreso digitalmente diferente sobre tela. Las impresiones se basan en imágenes y texto de mi propio trabajo y en mi experiencia en el centro de distribución que solía trabajar. Después de que el diseño de las impresiones se imprimiera digitalmente en tela, los overoles se fabricaron en Lima, Perú, en una fabrica que produce uniformes.

Me interesó en este caso para mostrar la idea de un objeto y cómo este objeto me identifica dentro del espacio. El uso del overol o uniforme como una prenda de vestir que te sitúa en un grupo o te clasifica en un grupo social es parte del ejercicio de este trabajo. Cada overol es diferente, pero al final tienen una idea general de la unificación y representación del individuo. El uso de diferentes patrones acentúa la idea de uniformidad y singularidad al mismo tiempo.

Gonzalo Hernández

Gonzalo Hernández

Gonzalo Hernández

Gonzalo Hernández

Gonzalo Hernández

Gonzalo Hernández

Gonzalo Hernández

Exposiciones anteriores

En la realidad que vemos

PANTONE

Susurros a la distancia